Egipto – día 6

24/06/06 Sábado àEl Cairo


Nos levantamos a las 6:30 h para poder desayunar y estar a las 7:30 h en la entrada de Giza para poder coger las entradas y entrar en la pirámide de Keops.
El desayuno era buffet libre y había de todo en cantidad. Desayunamos y nos fuimos andando hasta las pirámides puesto que estaban del hotel aproximadamente a 1,5 km. Cuando llegamos allí era muy pronto y no nos dejaron pasar, faltaban 10 min.
 

Giza


Cuando nos dejaron pasar subimos un buen paseo empinado hacia arriba y cuando llegamos a la primera caseta era para pagar las entradas al recinto de Giza que nos costaron 40 L.E. cada uno. Luego nos fuimos a la Pirámide de Keops donde había otra caseta donde se compraban las entradas, allí nos tiramos más de una hora esperando y como no habrían preguntamos que ocurría y nos dijeron que no había luz en la pirámide y no podíamos entrar. Entonces nos fuimos a la Pirámide de Kefren con la intención de volver más tarde, allí nos encontramos con nuestro grupo que acababa de llegar. Entramos dentro de la Pirámide de Kefren pagando 20 L.E. cada uno.

La entrada tiene una altura de no más de un metro y es como un túnel hacia abajo con una especie de rampa con tablas a modo de peldaño para no resbalarnos. La verdad es que es agobiante, no se puede ni respirar y hacía demasiado calor. La verdad es que salimos diciendo que no entrábamos a ninguna más, nos fuimos con el bus a una especie de mirador alto desde el que se veían las pirámides y tenia bonitas fotografías. Después nos fuimos a la Esfinge, ya hacía mucho calor.
 

Giza

 

Giza


La Esfinge es una pasada, impone mucho, lo cierto es que toda Giza es impresionante. Con las Pirámides y la Esfinge nos hicimos fotos y nos fuimos a comer a un Pizza Hut enfrente de la Esfinge. Después de comer nos subimos el camino empinado hacia arriba dirección de nuevo a las Pirámides, que fue casi una pesadilla pero lo subimos. Cuando llegamos arriba eran las 13 h justo cuando se daba el segundo pase a Keops y fuimos a ver si esta vez había algo más de suerte.

Compramos las entradas que nos costaron 100 L.E. y entramos, tenia una buena subida y luego la bajada dentro de la Pirámide era como la de Keops pero más larga, era como un metro de alto el túnel y teníamos que bajar agachados. Es diferente a la de Kefren, tiene una antecámara y es mucho más grande y fresquita, impresiona bastante (merece la pena).
 

Giza

 Giza

Cuando salimos nos fuimos en busca de un taxi para ir a ver Sakara y Dashur. Encontramos uno que por 15€ nos llevó a verlas, era un taxi un tanto peculiar pues se arrancaba con un puente. Llegamos a Sakara y volvimos a coincidir con nuestro grupo.

En Sakara estaba la Pirámide Escalonada o Mastaba, era muy original y además era más antigua que las pirámides de Giza. Esta no se podía visitar por dentro. Cada vez que llegábamos a un sitio la policía turística según entrábamos apuntaba la matrícula del taxi y del hotel que éramos, fue curioso todo el control que llevaban.
 

Sakara

 

Dashur


Después nos fuimos a Dashur donde se encuentra la tercera Pirámide más alta de Egipto, aquí si se podía entrar y a ello fuimos. La subida a la entrada era altísima, pero la bajada interior era de 65 m. por 1 m. de alto.

También era impresionante, esa la vimos totalmente solos, en la antesala había unas escaleras que subían hasta la cámara funeraria que no tenía nada que ver con las otras, si mirabas para arriba tanto en la antesala como en la sala funeraria la pirámide se hacia escalonada hacia arriba, era altísimo, más que las anteriores. En la sala funeraria se supone que entre las piedras descolocadas que había al fondo estaba el sarcófago. Lo cierto es que de las tres que vimos fue la que más nos gustó, era totalmente diferente. Luego la subida para mi fue rápida, pero para Aurelio fue un suplicio, le costó un montón.

Por cierto tanto en Sakara como en Dashur cierran a las 16 h, por lo tanto eso quiere decir que cerramos la Pirámide de Dashur.
Un apunte, a lo lejos en Dashur había otra pirámide con una forma muy divertida, pues de arriba era lisa, pero luego como que le salía pancheta


También queríamos ir a la Pirámide Romboidal de Maidum, peo nos fue imposible, pues estaba a unos 80 o 100 Km. en dirección contraria a las que íbamos a ver y también cerraban a las 16 h.
Cuando subimos al taxi en Dashur nos tuvieron que empujar la policía turística porque no arrancaba y coche.
 

Dashur


Con este taxista nos dimos cuenta de hasta que punto nos timan a los turistas, ya que le pedimos que se detuviese para comprarnos agua y cuando paro nos dijo que el bajaba, que si íbamos nosotros a por agua nos cobrarían más. Efectivamente, a el le cobraron 5 L.E. por 2 botellas de agua de 1,5L y unos chicles mientras a nosotros nos cascaban casi en todos los sitios 1 euro por una.

Una vez en el hotel, nos bajamos a la piscina donde quedamos con Toñi y Santi par ir a cenar a las 20 h y luego ir al espectáculo de luces y sonido de Giza en la Esfinge. Cenamos en un restaurante cerca del hotel llamada Felfela, donde probamos comidas típicas, no estaban mal. Luego nos fuimos corriendo porque el espectáculo de luces y sonido de Giza en castellano empezaba a la 21:30 h. La entrada nos costo unas 60 L.E. por cabeza y la verdad es que lo que más nos impresionó fue cuando le ponían cara o sólo ojos a la Esfinge, tambén hay que decir que las Pirámides con luces son preciosas, dan una sensación de grandeza impresiónate. Por lo demás el espectáculo era más bien monótono y aburrido. Nos gustó más el espectáculo de Philae.
 

Giza


Cuando terminó nos volvimos al hotel y a descansar que estábamos cansadísimos.
< día 5 – – día 7 >

Leave a comment

Your comment



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies