Derechos frente a las agencias de viajes y compañías de transporte

Los viajes combinados (con traslados, excursiones y actividades, más de 24 horas y alojamiento de al menos una noche) representan más del 20% del total de los realizados por los españoles. Comprueba bien lo que está o no incluido y las advertencias que te hacen. Respecto a los vuelos y traslados, en la mayoría de folletos aparece “los horarios, ruta y número de vuelo, al tratarse de operación de vuelos especiales, pueden sufrir modificaciones”. Esto, en la práctica, significa que tendrás que ser flexible, sobre todo en los horarios, y que no vas a tener derecho a ninguna indemnización en retrasos de menos de dos horas.

GASTOS Y CALIDAD

     Para cualquier programa que contrates, observa que en los gastos, por regla general, aparece escrito eso de “tasas, visados y gastos de gestión no incluidos”, y también suplemento de carburante no incluido”. La agencia u organizador del viaje puede cobrarte estos suplementos sobre el precio inicial del catálogo sólo antes de que reserves y pagues la señal que te pidan, pero en ningún caso una vez que hayas cerrado el precio final y tengas los billetes o reservas solicitados (no es necesario que estén emitidos físicamente).

     En cuanto a la categoría, si los organizadores forzosamente han de a utilizar servidos de calidad inferior a los recogidos en el contrato, deberán abonar al cliente la diferencia de precio. Y, por contra, si deben emplear servicios de mayor calidad, no pueden cobrar ningún suplemento. En cualquier caso, si el viajero continúa el programa previsto con las soluciones dadas por el organizador, se considera que acepta dichas propuestas y que no presentará una reclamación al final sólo por este motivo. Si las alternativas que le dan le parecen inviables y no las acepta, el organizador debe facilitarle un transporte equivalente al utilizado en el viaje para regresar al lugar de salida o a cualquier otro que ambos convengan.

TOMA PRECAUCIONES

     Ante este panorama, ¿cuáles son las precauciones más importantes para garantizar todos tus derechos? La primera, conservar la publicidad, porque en caso de que no se preste alguno de los servicios anunciados, podrás exigir siempre, incluso aunque no venga especificado en el contrato final. Solicita además a la agencia programas o folletos con información clara y precisa sobre destinos y transportes, fechas, alojamientos, comidas, requisitos administrativos (visados y formalidades sanitarias). Exige también los precios detallados por conceptos: el número mínimo de inscripciones y, si la hubiera, debe indicar la fecha límite para avisarle en caso de anulación por no cubrirse las plazas; las cláusulas aplicables a posibles responsabilidades, cancelaciones y otras informaciones necesarias sobre el viaje. Guarda el folleto hasta el regreso.

     Para formalizar el viaje, deberás suscribir un contrato por escrito en el que se recojan, entre otros datos, destinos y periodos de estancias, medios y categorías de los transportes, fechas y lugares de salida y regreso, circunstancias de alojamiento, excursiones u otros servicios incluidos, nombre y dirección del organizador y del detallista (y del asegurador, en su caso), así como el precio total.

Y SI ANULAS.

     A pesar de haber firmado el contrato, puedes desistir de hacer el viaje. Salvo en casos de causa de fuerza mayor (enfermedad sobrevenida grave del viajero o de un familiar directo, por ejemplo), deberás afrontar los gastos de gestión, anulación y una indemnización de hasta el 25% del precio del viaje si avisas en las 48 horas anteriores a la salida. Si no te presentas a la salida, deberás abonar el coste total. Tienes que saber también que si la agencia modifica un viaje ya contratado, debe informarte de inmediato. Y tienes la opción de rescindir el contrato, aceptar la modificación o elegir otro viaje, con la devolución del exceso de precio pagado, o el pago del importe extraordinario si elijes otro de mayor coste. Tanto si aceptas la modificación como si sigues con el mismo contrato, la agencia debe abonarte, salvo supuestos de fuerza mayor (como golpes de estado o catástrofes naturales, por ejemplo), una indemnización de hasta el 25 % si se produce el aviso en las 48 horas anteriores a la salida. Otro derecho: la agencia deberá prestarte la asistencia necesaria si te encuentras en dificultades. Y otro detalle, especialmente para viajes al extranjero: no es ninguna tontería que te asegures que, otra vez en la letra pequeña, aparece “guía acompañante de habla española durante todo el viaje” Si no viene, poco podrás reclamar después.

LAS RECLAMACIONES

     Recuerda que las reclamaciones por viajes combinados prescriben a los dos años. Si durante el viaje surgen incidencias que sean imputables a los prestadores de servicios contratados por la agencia, es conveniente que, además de pedir soluciones a los responsables directos del problema, hagas también una queja a la propia agencia, que está obligada a disponer de hojas de reclamaciones.

     Debes dejar una copia de la queja en la agencia y también hacer llegar el original a los organismos públicos responsables de consumo. Y está también el camino de los tribunales ordinarios, más lentos y caros, y la posibilidad de recurrir a las Juntas Arbitrales de Consumo. En este caso se requiere el previo sometimiento voluntario de las partes, y que la agencia esté adherida a ellas.

Leave a comment

Your comment



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies